Inicio > Tele semana > Varias respuestas

Varias respuestas

Colombia : Crecimiento económico versus cuestionamiento de la calidad

Se dispara el 2007 con un positivo crecimiento económico de la industria, tanto para la TV abierta como Paga, pero con posiciones encontradas sobre la calidad de sus contenidos. También se cuestiona la regulación para los cableoperadores.

Si por México llueve, por Colombia no escampa. Y si en Argentina cae granizo, desde Uruguay hasta Panamá, caen piedras. La baja calidad de los contenidos televisivos es un virus que parece extenderse por todo el continente, según los especialistas entrevistados en este amplio informe pan- regional.

• ¿El público ve lo que quiere? o ¿Los canales programan lo que les viene en gana o lo que sus bolsillos les permiten comprar? Esta parece ser la telaraña en la que han caído casi todos los canales de la región.

• Contenido que pasa sin pena y sin gloria, ¿es igual a contenido barato? Es la mayor preocupación en la industria de la TV latinoamericana. Sin embargo, y aunque parezca una ironía, el balance 2006 ha sido muy positivo para la toda la región, en cuanto a rentabilidad y mejores oportunidades de producir para el mercado internacional, lo que se traduce en alta rentabilidad para los canales, las productoras y los anunciantes.

• El año 2006 cerró con estas inquietudes, por lo que 2007 representa un gran reto para canales, productores, creativos y anunciantes. En este informe explosivas declaraciones. Sólo aquí en TVMAS.

En cuanto a las productoras independientes, datos de la Superintendencia de Sociedades, confirman que RTI, Teleset, Telecolombia, Colombiana de Televisión y Televideo, muestran un crecimiento de más del 30% en utilidades anuales, en los últimos dos años.


Si se analiza la TV colombiana en cifras, el panorama de la industria es alentador, pero si se realiza una mirada más profunda, la originalidad que caracterizaba al producto colombiano parece estarse dilatando. Esto es lo que opinan los expertos en este informe. Desde 2002, muestra un pujante desarrollo económico en el cual las utilidades han venido creciendo.

Según el más reciente estudio de la revista local Cambio “Las 1000 empresas más grandes de Colombia”, Caracol obtuvo utilidades en 2006 por 1.513 millones de pesos y RCN por 1.504 millones”

Este despegue se refleja también en las altas inversiones hechas en tecnología de última generación y estudios de TV para responder a la demanda que hoy tiene en el mundo el producto colombiano. RTI produce para Telemundo, 5 novelas al año, RCN para el canal Telefutura de Univision, realiza dos producciones, que se incrementarán al doble para 2007, entre las más importantes.

Rentabilidad VS Contenidos

Desde que Colombia incursionó en el mercado latino de Estados Unidos, aumentaron las utilidades, pero abundan las críticas al nuevo modelo televisivo. Mario Morales, coordinador de Periodismo de la Universidad Javeriana y analista de TV, cree que el único interés para los canales es buscar rating llevándose por delante los compromisos de formación, de calidad y de responsabilidad que ha de tener la TV y pone como ejemplo la serie Sin tetas no hay paraíso: “Es otro palo de ciego de Caracol en su afán desmedido por disminuir la gigantesca ventaja que le acumula su competencia en el prime time (sin que allí el panorama sea más alentador). Y quizás lo logre, así no importe el precio”, dispara el especialista.

Caracol: el más cuestionado

.Al canal se le cuestiona porque ha dejado de producir novelas originales para reemplazarlas por formatos extranjeros con adaptaciones bastante regulares. TVMAS quiso conocer una respuesta de sus directivos, pero fue imposible, pues Cristina Palacios, Vicepresidente Creativa, se encuentra temporalmente retirada del cargo, mientras que Dago García, productor y libretista de los grandes éxitos de Caracol, asumió el cargo temporalmente, por lo que se abstuvo de dar declaraciones al respecto.

Caracol recuperó algunos puntos de rating en la franja prime con Sin tetas no hay paraíso, del libretista Gustavo Bolívar, y ahora obtiene buenos resultados con Criminal, una adaptación de un seriado argentino. El resto de sus novelas han resultado fracasos contundentes como La diva, Buscando el cielo y Don Roque buena papa, que en cuestión de semanas salieron de la programación.

Ante esta situación reestructuraron la franja Prime estrenando el formato de concurso Frente al miedo, luego reemplazaron por unas semanas las novelas con películas extranjeras, hasta terminar el año con dos nuevos títulos: Profesionales a su servicio, adaptación de un formato chileno, y El engaño, que se suman a La tormenta, realizada por RTI y La ex, original de Dago García.

Explosivas declaraciones

Robinson Díaz, considerado uno de los mejores actores colombianos, protagonista de la serie Criminal, hizo recientemente unas explosivas declaraciones al diario El Tiempo sobre el nuevo rumbo de la TV nacional. “Nos estamos volviendo carne de cañón para unos canales enfrentados por quedarse con el poder y por ganarse la pauta. Pero ¿qué pasa con el contenido, dónde está el papel del actor? Estamos haciéndoles el mandado. Los dueños de los medios sólo piensan en hacer plata. Por pelear por el rating se olvidan de entregarle al público un producto digno”, dijo el actor.

Sobre la calidad de la producción de Criminal, manifestó: “Hay cosas que me gustan. Otras, no. La serie argentina es estupenda, magnífica. Son más arriesgados, sobre todo ideológicamente. Yo estoy disponible para hacer cosas así. Pero este país lo achata a uno. Así uno quiera volar, le van cortando las plumas.

Aquí sólo quieren contar lo que ya es probado, lo que ya está listo, lo que ya es un éxito. Hay mucho miedo”, agregó y por último, puso el dedo en la llaga sobre el tema del racismo en la TV, cuando contó que al actor Ramsés Ramos, “como es negro nadie lo contrata. Son las órdenes que vienen de Miami: que no sea negro, que nadie sude, que haya muchas tetas y culos”.

Frente a estas posiciones también hay defensores. Luís Alberto Restrepo, director de Sin tetas no hay paraíso, cree que se deben hacer productos para todos los públicos y audiencias. “Esta es una serie que está volviendo a poner a la TV en el plano de la función social. De alguna manera nos prueba que el público colombiano quiere ver lo que está pasando en el país y cuando se hace de una forma honesta a la gente le interesa verlo”.

RCN: no hay cambios pero lidera

RCN cerró 2006 con una propuesta televisiva mucho más coherente, en la cual le sigue apostando a novelas que reflejan la realidad nacional con su sugestivo tono de comedia social, como es el caso de Hasta que la plata nos separe, de Fernando Gaitán, título que ha logrado mantener un rating promedio de 30 puntos. Esta tendencia de hacer telenovelas con más sentido dramático y cercanía cultural se consolidó con La hija del mariachi, de Mónica Agudelo que vuelve a enamorar con el melodrama de verdad.

Según el concepto del crítico Omar Rincón, el éxito actual de RCN se concreta con un diseño de programación que respeta al televidente, y le crea rutinas. Entre sus producciones menos exitosas, están Merlina, mujer divina, que fue una apuesta novedosa, pero no muy afortunada.

Fuente: TVMAS magazine

Edición: Enero – Febrero 2007 – Año 7 Nº 62

Preguntas resueltas:

1) Ya sabemos porque don Julio Mario Santodomingo, no echó a Paulo Laserna

2) Demuestra que Caracol TV no está quebrado

3) Que RCN lidera la parrilla.

4) La más importante, que a la gente le gustan los productores de mala calidad.

Categorías:Tele semana
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: